Aprende el trenzado en cordoncillo para elaborar tus pulseras de macramé

Una pulsera de macramé se puede elaborar con diferentes técnicas. Una de ellas es el trenzado en cordoncillo, que se utiliza para hacer macramé con nudos verticales, horizontales o diagonales. Se puede realizar con diferentes resultados como el cordoncillo horizontal o el cordoncillo oblicuo.

A continuación detallamos los pasos para realizar la técnica de trenzado en cordoncillo para que puedas elaborar una estupenda pulsera de macramé a tu gusto:

Para realizar esta técnica se parte en primer lugar de un hilo portanudos y de hilos dobles anudados. Después de colgar del portanudos todos los flecos, debes realizar una hilera de punto cordoncillo horizontal, después se trenza. Esto puede costar un poco al principio, todas las técnicas dependerán siempre de la experiencia previa que tengas con el macramé.

La forma de trenzar será en hileras de cuatro, haciendo dos cordoncillos oblicuos hacia la derecha o hacia la izquierda. Para hacer la hilera de nudos hacia la izquierda debes tomar el cuarto hilo y tomándolo como guía debes anudar los demás sobre él. Luego se hace la hilera de nudos hacia la derecha tomando el tercer hilo de cada grupo y sobre él se anuda el cuarto hilo del primer grupo y los dos hilos del segundo. La segunda nervadura toma como guía el cuarto hilo del primer grupo y se anudan los dos hilos del grupo siguiente y la guía de la primera hilera de nudos.

Si quieres hacer el cordoncillo desencontrado debes saber hacer el cordoncillo horizontal y también el cordoncillo oblicuo. El resultado de una técnica de cordoncillo desencontrado es muy bonito y resulta uno de los diseños más atractivos para una pulsera de macramé, además no es muy usual. También queda muy bien en otros accesorios como bolsos o cinturones.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *